Ofertas de empleo falsas: detectarlas y denunciarlas

0
114
empleos falsos

El Barómetro del CIS de septiembre de 2014 muestra que, el 75,3% de los españoles considera el paro como uno de los principales problemas. Un problema que está siendo aprovechado por ciertos “personajes” para lucrarse a costa del empeño de muchas personas de encontrar un empleo que les permitan un sustento económico. Surgen así las ofertas de trabajo fraudulentas e Internet está siendo la vía más utilizada por estos estafadores, ya que no cuentan con un control para evitar estas conductas.

Hay que tener mucho cuidado, ya que te puedes encontrar con ofertas de empleo muy atractivas pero que esconden un fraude. En este artículo encontrarás qué tipos de ofertas de trabajo se consideran fraudulentas, cómo denunciarlas y, sobre todo, cómo detectarlas.

Ofertas de empleo falsas: detectarlas y denunciarlas 1
En ocasiones podemos encontrarnos con ofertas de empleo tan atractivas como fraudulentas.

¿Qué ofertas de trabajo son fraudulentas?

1. ¡Cuidado con el número de teléfono de contacto! Es de tarificación especial

Leemos una oferta de empleo, nos indica que, para más información o para entrevista personal, debemos ponernos en contacto a través de un número de teléfono. Llamamos y oímos una locución que nos indica otro número de teléfono, nos lo da de dos en dos para no percatarnos que es de tarificación especial, 803, 806, 805, 905… que pueden costar 1€ el minuto. Llamamos y ¡ya hemos caído en la trampa! la supuesta empresa, para recabar todos nuestros datos para la entrevista, puede tenernos al teléfono hasta 30 minutos. Nos puede suponer 30€ de factura de teléfono y ¡¡no hay empleo!!

La llamada puede costarnos más de 30€ y no hay ningún empleo.

2. Trabajo en casa ¡Hágase rico trabajando desde casa!

Un buen gancho, trabajo desde mi casa, sin gastos y con flexibilidad horaria. Ya entusiasmado por las condiciones y por las ganancias, nos solicitan una pequeña cantidad de dinero, si queremos recibir la documentación y/o material para empezar mi “gran” trabajo.

Pasados unas semanas nos damos cuentas que hemos caído en una trampa y que nunca vamos a trabajar y hemos perdido nuestro dinero.

3. ¡Haz nuestro curso y tendrás trabajo seguro!

Esta oferta la he visto hace poco por Internet, para trabajar como Orientadora Laboral y con buenas condiciones laborales. Al pinchar sobre la oferta, me indica que tengo que realizar un curso obligatorio y, así, puedo tener trabajo asegurado en su empresa. Ohhhh!!!!! Ilusión y rabia en 1 minuto.

4. ¡La empresa me ofrece empleo por email! Cuidado con nuestros datos

Las ofertas de trabajo nos pueden llegar a través de nuestro correo electrónico o de SMS, ¡¡¡qué suerte!!! ¿El empresario se ha puesto en contacto conmigo? En un lenguaje directo, habla de una oferta de trabajo que nos va a suponer grandes ingresos en muy poco tiempo. Para poder acceder al empleo nos piden nuestros datos personales y, sin darnos cuenta, los enviamos y, ¡ya hemos sido engañados!

La realidad es que nuestros datos pasan a listas de envío de publicidad masiva (spam) o, lo que es peor, ser víctimas de ataques de seguridad en su ordenador.

5. ¡Trabajo desde casa haciendo encuestas, ¡qué fácil!

Pienso “negocio redondo”: en mi casa, horario flexible y sólo tengo que rellenar cuestionarios para empresas que necesitan la opinión de los consumidores. ¡¡Ya estoy haciendo cuentas!!!

Pero no es tan sencillo, el acceso a estos cuestionarios no es gratis, debo pagar por unas listas de direcciones, donde tendré la base de datos de dichas empresas, ¡¡¡más de 25 €!!!

No queremos decir que todas las fórmulas de ganar un dinero por internet o desde casa sean fraudulentas. Si os interesan este tipo de fórmulas os sugerimos que visiten nuestra sección de ganar dinero por internet, donde todas las webs que recomendamos pagan puntualmente, son absolutamente fiables y tienen un sin fin de usuarios satisfechos. Y por supuesto, ninguna pide dinero alguno para ingresar. Supongo que ahí tenemos una pista clara. Si alguna vez os piden dinero por este tipo de cosas, desconfiar.

6. ¡Voy a ganar mucho dinero con la venta piramidal!

Se presentan de variadas formas, pero todas coinciden en que el “trabajador” debe comprar productos a la empresa para revenderlos, captando, así, nuevos empleados. Para darles a conocer los grandes ingresos que van a obtener, se muestran videos de personas, que están en el nivel más alto y que poseen grandes ingresos, con grandes lujos.

La realidad es que los afectados nunca llegarán a ser trabajadores de la compañía son sólo clientes, que pueden acabar arruinados.

7. ¡Sólo tengo que ingresar dinero en mi cuenta! Falsos Mediadores

Es una técnica que se está detectando desde hace poco tiempo y, con la misma estrategia de las anteriores, nos van a hacer ganar mucho dinero. Vamos a actuar como mediadores en transacciones internacionales. ¡¡¡¡¡Todo un cargo!!!! Y ganando mucho dinero sin hacer “nada”. Sólo recibir transferencias en mi cuenta bancaria y reingresar el dinero en otro número de cuenta ganando una pequeña comisión. ¡¡¡¡Qué sencillo!!!

Y ¡¡¡qué peligroso!!!! Sin saberlo somos “muleros” que estamos “blanqueando” dinero, llegando a estar envuelto en una investigación criminal y poder ser acusado como cooperador en un posible delito de estafa.

Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil (GDT) advierten que, si se ha aceptado una oferta de este tipo, se debe denunciar los hechos y cancelar de inmediato las transacciones realizadas.

8. ¡Me voy al extranjero!

Ahora que muchos jóvenes optan por buscar empleo en el extranjero se ha detectado otro tipo de fraude: pagar por trabajar en el extranjero a cambio de una cuota previa por gastos administrativos, viajes… a través de plataformas que no dejan rastro del pago. Desde EURES nos dan también recomendaciones para que no nos engañen si queremos trabajar en Europa.

9. Lees en internet ¡Una vacante de trabajo, infórmate “aquí”!!

¡¡Un empleo!! Me voy a informar, sólo tengo que pinchar y tendré toda la información. Nooo!!! Acabas de entrar en una página web maliciosa que va a descargar en tu ordenador un código para acceder a toda tu información privada: fotos, documentos, contraseñas, instalar virus para cometer desde tu ordenador fraudes… Ya no controlas tú.

Me han estafado ¿Qué puedo hacer?

1. Ponerte en contacto con el servicio de la página web donde estaba publicada la oferta, para ponerlo en su conocimiento y que te orienten.

2. Denunciarlo al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil o Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional (BIT)

3. El Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (INTECO, a través de la Oficina de Seguridad del Internauta (ISO), tiene un formulario de alta de incidentes.

4. FACUA recomienda el uso del hashtag #falsoempleo para difundir ofertas fraudulentas, que se conozcan y no perjudiquen a más personas.

¿Cómo evitar ser estafado?

1. Analiza la oferta: mal redactada, ambigua, con muchas admiraciones para captar la atención y, sobre todo, insistiendo en que te inscribas, llames o envíes un correo. ¡No es de fiar!

2.No te fíes de ofertas con un perfil profesional muy general: no se necesitan estudios, no hace falta experiencia, sin conocimientos del sector…

3. Siempre busca en portales de empleo especializados.

4. Ganar mucho más de lo establecido para ese puesto: infórmate del salario según Convenio.

5.Nunca, te repito, nunca des tus datos personales ni cuentas bancarias. Ninguna empresa seria te lo va a pedir hasta no firmar un contrato.

6.Ninguna empresa seria pide dinero para empezar a trabajar. Por muy atractiva que sean las ganancias, desconfía.

7. Para asegurarte un trabajo, ninguna empresa debe obligarte a realizar un curso de formación que te cueste dinero. ¡¡¡Por mucho que te aseguren el puesto de trabajo!!!

8.Olvídate de ofertas con grandes condiciones laborales: sin apenas esfuerzo, desde casa, con grandes remuneraciones, flexibilidad horaria…

9.No abrir y eliminar correos electrónicos que te ofertan un puesto de trabajo.

10. Ante la más mínima duda, pide consejo a otros profesionales y amigos.

Para finalizar, decirles que el mercado está lleno de oportunidades y que lo que he querido con este artículo es que seamos un poco más cautos al elegir ofertas de trabajo, que no nos engañen y, sobre todo, que no nos quiten nuestro dinero.

¿Has visto algún tipo de estas ofertas fraudulentas? ¿Has aceptado? ¿Has denunciado?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí