Empleos para jóvenes

En comparación a otras épocas y generaciones, en la actualidad existen mayores dificultades en cuanto a empleos para jóvenes. Su realidad laboral es que existen mayores complicaciones para generar más puestos de trabajo y con mejores condiciones. A nivel mundial, la tasa de desempleo es una preocupación para muchas organizaciones.

De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, existe una tasa importante de jóvenes desempleados a nivel mundial. Para el año 2019, más de una de cada cinco personas jóvenes (menores de 25 años) se encuentra en una situación de desempleo. Esto se incluye que no reciben formación ni capacitación laboral.

En comparación con la tasa de desempleo para los adultos, la de los jóvenes es cuatro veces más elevada. Esta realidad es un importante desafío a nivel global y que exige la participación de todos.

Las nuevas tecnologías es otra realidad que está afectando la dinámica laboral en los jóvenes. La automatización, la inteligencia artificial y la robótica genera un entorno donde se necesite menos capital humano. Para las personas, esto se traduce en que se necesitarían menos puestos de empleo para cumplir con las tareas de las empresas.

empleos para jóvenes

Retos a enfrentar en empleos para jóvenes

Los problemas existentes para los jóvenes exigen que se tomen acciones al corto, mediano y largo plazo. En primer lugar, es esencial que el trabajo juvenil sea una prioridad a nivel mundial. El hecho de hacerlo no es solo por su implicación directa frente a los jóvenes.

Para la sociedad, tener un sector potencialmente activa en un estado de desempleo es perjudicial. Los jóvenes entre 25 a 18 años comienzan a ser el sector que ocupa los puestos de trabajo que hacen funcionar a la sociedad. Con el paso del tiempo, la población adulta comienza a dejar de ser activos laborales.

Sin embargo, esta realidad no se traduce en que los jóvenes tendrán garantías de conseguir trabajo. El avance tecnológico genera que exista una menor oferta de empleo. Esto obliga a las empresas y a la población laboral a que se tengan que adaptar a las nuevas tecnologías.

Esto significa que los jóvenes tienen la necesidad y la carga de mantener una formación continua. Anteriormente, era suficiente ser especializado en un área para tener garantías de trabajo.

Hoy en día para ser competitivo en un entorno tan dinámico y mejorar la empleabilidad de los jóvenes es necesaria la formación. Incluso, para aquellos que no tienen ningún tipo de experiencia, una formación de calidad, sólida y diversa puede ser la clave.

Con la descentralización del conocimiento, los jóvenes deben ser también generadores de empleo. Actualmente, no son viables aquellas estructuras empresariales verticales que satisfacen todas las necesidades. Con la generación de oportunidades para emprender, se incentiva e impulsa la economía de las naciones. Los retos existentes para generar condiciones de empleo son muy complejos. Sin embargo, son posibles de enfrentar. Con empleos para jóvenes en todos los sectores, se pueden llegar a soluciones sustentables.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario