5 RAZONES PARA TRABAJAR EN UNA EMPRESA Y NO SER TU PROPIO JEFE

Durante los últimos años se ha estado hablando cada vez más de las ventajas que tiene abrir tu propio negocio, pero se habla muy poco de los desafíos que enfrentarías así como de las ventajas que tiene no hacerlo.

Tal vez en este momento, estás pensando en ser tu propio jefe o permanecer como un empleado, por eso durante este artículo intentaremos que veas el asunto de forma equilibrada, y analizaremos contigo 5 razones para trabajar en una empresa y no ser tu propio jefe.

DESVENTAJAS DE SER TU PROPIO JEFE

Por lo general, en los vídeos motivacionales de emprendimiento se habla de beneficios que seguramente ya conoces, pero queremos que también tengas en mente los desafíos y los retos siguientes:

  1. La dedicación

Emprender un negocio tomará gran parte de tu tiempo y recursos, especialmente al principio.

  1. Debes ser multitarea

Si inicias una pequeña empresa tendrás que saber hacer diferentes trabajos porque probablemente no tendrás los ingresos suficientes para contratar empleados que las hagan por ti.

  1. Responsabilidad

Los dueños son los responsables de los éxitos y fracasos de su negocio, y son los que arriesgan más porque su propio capital está en juego

Si sientes que aún debes mejorar en alguno de estos aspectos, tienes más razones para  seguir trabajando en una empresa y no ser tu propio jefe.

NO TE DEJES ENGAÑAR

Hay muchas ideas erróneas del trabajo independiente, como por ejemplo: hay personas que piensan que una persona abre su compañía y luego se relaja mientras ve como entra dinero a su cuenta, pero no te dejes engañar por esta mentira.

Te recomendamos que analices si tienes suficiente tiempo y dinero para dedicarle a un negocio. Piensa en las razones para trabajar en una empresa y no ser tu propio jefe, así como en los siguientes beneficios.

VENTAJAS DE SER EMPLEADO

A continuación, verás 5 razones para seguir trabajando en una empresa y no ser tu propio jefe:

  1. Menos riesgo de perdida

Un dueño pone de su propio dinero para generar más ganancias, pero un empleado no tiene que invertir de su dinero en la empresa para recibir su saldo.

  1. Menos estrés

El jefe de un negocio está bajo mucho estrés, porque tiene que verificar que todo dentro de la empresa funcione bien y planificar estrategias para el futuro. Si eliges ser empleado te sentirás más tranquilo.

  1. Más estabilidad financiera

Ser empleado te da más estabilidad financiera que ser jefe. Independientemente de si la empresa tuvo un buen día o no, tienes un pago asegurado al final de cada mes.

  1. Horario de trabajo

Tener un horario no es siempre algo malo. Si eres empleado puedes desvincularte de la empresa y dedicarle tiempo a tu familia luego de salir de tu trabajo.

  1. Tienes beneficios

Como empleado tienes beneficios sociales, como seguros para trabajadores u organizaciones que se encargan de que seas tratado justamente. También, cuando trabajas con algunas empresas recibes un seguro médico que podrás utilizar si lo necesitas.

¿NACISTE PARA SER EMPLEADO?

Mucha gente en la actualidad no entiende que algunas personas pueden ser buenas en su trabajo sin necesidad de ser jefes o tener otro puesto importante. Tal vez puede que tú seas una de esas personas que tiene un mejor rendimiento laboral trabajando como empleado.

LOS EMPLEADOS SIEMPRE SERÁN NECESARIOS

Empleados y empleadores siempre formarán un ciclo inseparable, ambos van de la mano. En los próximos años más personas decidirán montar su propio negocio y necesitarán que nuevos y mejores trabajadores los apoyen.

Independientemente de si decides contratar o ser contratado, siempre necesitarás trabajar en equipo y siempre existirán empresas que necesiten tu ayuda para cumplir sus sueños. Así que, piénsatelo bien porque hay razones suficientes para trabajar en una empresa y no ser tu propio jefe.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario